Anticuerpos monoclonales contra el COVID-19, nuestra arma secreta.

La pandemia de COVID-19 se ha extendido a todo el mundo y cobrado miles de vidas, los médicos y científicos no han encontrado ningún tratamiento especifico que se utilice de manera sistemática y que confiera una cura efectiva contra la enfermedad. Con una vacuna aún lejos de ser desarrollada e implementada a nivel global, diversas empresas han buscado algún medicamento que sea altamente específico, seguro, eficiente y que se pueda producir con los métodos actuales. La labor no es nada fácil, encontrar algún compuesto química con las características necesarias parece una misión imposible, por lo menos al corto plazo.


Con las circunstancias descritas, para mucho la mejor opción ha sido el desarrollo de anticuerpos monoclonales contra el virus SARS-COV-2, agente causal de la COVID-19. En términos simples, un anticuerpo monoclonal es una proteína (anticuerpo) generada en un laboratorio, que se desarrolla en contra de una molécula específica, en este caso el coronavirus SARS-COV-2. En la actualidad existen multitud de tratamientos basados en estos anticuerpos, por ejemplo, terapias contra el cáncer, la artritis, la psoriasis, enfermedad inflamatoria intestinal, ébola, etc. En general se consideran tratamientos muy seguros, con gran efectividad y especificidad.


Diversas empresas biotecnológicas y farmacéuticas están en el proceso de generación de anticuerpos monoclonales para tratar la COVID-19. Entre las empresas con mayores avances se encuentran la farmacéutica Eli Lilly, la cual ya ha desarrollado dos anticuerpos que son capaces, en modelos animales, de combatir al coronavirus, sirviendo tanto en la protección contra la infección como un tratamiento. Según algunas autoridades de la farmacéutica, el tratamiento podría estar disponible, si todo sale bien, en octubre o noviembre de este año. Otro candidato es el S309, un anticuerpo aislado de un paciente y que ha demostrado ser muy eficaz en combatir la infección de SARS-COV-2. Al menos cinco compañías más también están en una búsqueda activa de anticuerpos monoclonales para combatir la pandemia de coronavirus.


Aunque son una herramienta muy poderosa, los anticuerpos monoclonales tienen algunas desventajas, por ejemplo, sus costos son bastante elevados, la vía de administración es, generalmente, intravenosa y su traslado y resguardo requiere de temperaturas muy controladas. Actualmente solo queda esperar los resultados de efectividad y seguridad para saber si tendremos estos nuevos tratamientos en los próximos meses o si se tendrá que esperar más tiempo.


Obtén información sobre COVID19

al momento

¡CONTÁCTANOS!

Mail: infosohin@sohin.mx

Teléfono: 01 800 COVID19