3 datos importantes sobre el uso de cubrebocas

Updated: Jun 16

El uso de cubrebocas ha causado polémica, algunos piensan que pueden ser un “arma de doble filo”. Sin embargo es importante conocer de dónde vienen estos argumentos y cuál es la "mejor práctica" para su uso.


El uso de cubrebocas en la actual pandemia de COVID-19 ha sido muy controversial, mientras que algunas autoridades recomiendan su uso extendido, otras únicamente lo recomiendas bajo ciertas circunstancias. Empecemos diciendo que hay muy diversos tipos de cubrebocas, por ejemplo, los N95, son cubrebocas que impiden de manera muy eficiente que el virus pueda entrar en nariz y boca de una persona. Aunque con menor eficiencia, también sabemos que los cubrebocas denominados quirúrgicos brindan una buena barrera de protección. Por otro lado, cubrebocas de uso común o hechos de tela o materiales no especializados, brindan poca protección contra el ingreso del virus al cuerpo de quien lo porta, sin embargo, también se ha visto que pueden contener la propagación, es decir, disminuir la posibilidad de que una persona infectada infecte a otras.


Existen tres grandes preocupaciones alrededor de los cubrebocas:


1) Una escasez internacional de ellos, en particular de los N95 y los quirúrgicos, si todas las personas los pretendieran utilizar sería imposible tener un subministro suficiente, con ello se corre el riesgo que las personas que más lo necesitan (profesionales de la salud, personas de edad avanzada y personas de alto riesgo) se queden sin ellos.


2) Un falso sentido de seguridad, muchas personas podrían creer que el cubrebocas es suficiente para protegerse contra el COVID-19, la realidad es que no lo son y están lejos de serlo. Aún con el cubrebocas, las personas tendrían que permanecer en casa, guardar sana distancia, lavarse las manos constantemente, evitar tocarse la cara, etc. El riesgo es que las personas dejaran de tomar las demás precauciones por sentirse “más seguras” con el cubrebocas. Es importante entender que este es una de las tantas herramientas para cuidar de nuestra salud durante esta contingencia.


3) Un riesgo aumentado de exposición, el uso adecuado del cubrebocas necesita cumplir con ciertas normas, por ejemplo, tiene que cubrir boca y nariz por completo, tiene que cambiarse cuando esté húmedo o lastimado, los desechables, incluidos N95 y quirúrgicos tienen que desecharse tras su uso y no usarse por más de 24 hrs. Los cubrebocas pueden ser bastante incómodos, por lo que normalmente las personas los manipulan constantemente, contaminando las manos y tocando la cara constantemente. Por esto es importante encontrar el adecuado para tu rostro y seguir manteniendo nuestros hábitos de higiene para evitar contraer el virus.


Conclusión: los cubrebocas N95 y quirúrgicos son, preferentemente, para uso de personal de la salud y personas en riesgo, la población puede utilizar cubrebocas convencionales o de tela, estando siempre conscientes de usarlos correctamente y continuar con todas las demás precauciones, incluyendo permanecer en casa.

Obtén información sobre COVID19

al momento

¡CONTÁCTANOS!

Mail: infosohin@sohin.mx

Teléfono: 01 800 COVID19