Recomendaciones generales para pacientes con enfermedades reumatológicas

Los pacientes con enfermedades reumáticas son conocidos por tener mayor riesgo de manifestaciones moderadas y severas de COVID-19; y como consecuencia mayor mortalidad asociada a la infección atribuida a la inmunosupresión por la actividad de la enfermedad, terapia inmunosupresora y otras comorbilidades.



De acuerdo con la evidencia científica, los antimaláricos (cloroquina e hidroxicloroquina) usados habitualmente como inmunomoduladores en artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, y otras enfermedades autoinmunes sistémicas, (5)(6) han mostrado disminución de la concentración de virus en algunos modelos de SARS-CoV-2 (coronavirus). Sin embargo, su papel en la prevención sigue en discusión, solo el tiempo y los ensayos clínicos en curso, podrán aclarar su papel en COVID-19.


A continuación te damos algunas recomendaciones generales para estar más informado y seguro:


  1. Actualmente, no hay evidencia científica de que en pacientes con enfermedades reumáticas o aquellos que reciben medicamentos inmunomoduladores, obtengan un beneficio al suspender las terapias inmunosupresoras (Fármacos modificadores de la enfermedad -DMARD por sus siglas en inglés- sintéticos convencionales, biológicos y pequeñas moléculas), ni que su uso, les proteja contra el mismo. La recomendación actual es dar continuidad a su terapia, sin cambios, a menos que el paciente presente síntomas de COVID-19 u otra infección, caso tal, en el cual se recomienda consultar en urgencias.

  2. Se recomienda optimizar las dosis de glucocorticoides lo más bajo posible, incluyendo los inhalados, por el riesgo de inmunosupresión sistémica o local; en pacientes con infección documentada de COVID-19, la recomendación es no usar glucocorticoides o usar la dosis más baja posible.

  3. En pacientes que soliciten posponer o suspender la terapia inmunosupresora convencional o biológica, se recomienda discutir con estos el riesgo- beneficio de esta conducta.

  4. Se recomienda continuar con el tratamiento de corticoesteroides sin cambios, en pacientes negativos para COVID-19.

  5. En pacientes con artropatía activa o que no hayan llegado al objetivo terapéutico no logrado, con síntomas respiratorios o nexo epidemiológico a COVID-19, que requieren inicio de terapia biológica o pequeña molécula, se recomienda descartar la infección.

  6. En pacientes con artropatía activa o con objetivo terapéutico no logrado, sin síntomas respiratorios o nexo epidemiológico a COVID-19, que requieren inicio de terapia biológica o pequeña molécula, no es necesaria la realización de pruebas diagnósticas para COVID-19, y se puede dar inicio inmediato del tratamiento.

  7. En pacientes con artropatía activa o con objetivo terapéutico no logrado, con infección por COVID-19 resuelta, que requieren inicio de terapia biológica o pequeña molécula, se recomienda inicio de uno de estos fármacos.

  8. Dado que el COVID-19 es altamente transmisible, es importante minimizar la exposición al virus de los pacientes con enfermedades reumáticas con tratamientos biológicos o inmunosupresores, se recomiendan consultas médicas no presencial (telefónica, teleasistencia, videollamada por WhatsApp con teléfonos institucionales, etc.).

  9. Los pacientes reumatológicos, independiente del tipo de tratamiento que reciban, biológicos o inmunosupresores; deben adoptar las medidas generales recomendadas por las autoridades sanitarias locales y nacionales, sobre aislamiento social, uso de tapabocas, cuarentena, lavado de manos, evitar tocarse boca, nariz y ojos; cubrirse boca y nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable (que se tire y no se guarde en el bolsillo, con lavado de mano inmediato) al toser o estornudar; y, en caso de sufrir una infección respiratoria, evitar el contacto cercano con otras personas.

  10. En caso de que el paciente reumatológico, conviva con una persona que haya estado expuesta o presente síntomas del COVID-19, y que podría estar infectada, se recomienda evitar el contacto con esta, dentro de la vivienda, tomando todas las medidas de aislamiento (mantener 2 metros de distancia), higiene, desinfección de superficies y aseo necesarias.

  11. En consulta, si un paciente es sintomático respiratorio o con riesgo para COVID-19, recomendar uso de tapabocas y remitir a centro de referencia de su EAPB para revaloración estudio y confirmación de caso. (3)

  12. No se recomienda el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINES) ni antiinflamatorios selectivos a la ciclooxigenasa 2 (COX2) como ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, celecoxib, etc.; por lo cual, se recomienda el uso de acetaminofén (paracetamol) en estos pacientes, dado que es más seguro. Esta recomendación no está basada en la evidencia y ha sido discutida por otras agencias reguladoras y científicas.

  13. Se recomienda continuar el manejo antihipertensivo sin cambios en pacientes que lo requieren, dado que no hay evidencia contundente, que el uso de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECAS) o antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA-II), se asocien a mayor riesgo de gravedad o peor pronóstico hospitalario en pacientes con COVID-19.

Recuerda consultar a tu médico ante cualquier duda.

Obtén información sobre COVID19

al momento

¡CONTÁCTANOS!

Mail: infosohin@sohin.mx

Teléfono: 01 800 COVID19